Recomendaciones básicas para curar la indigestión

Cuando hablamos de indigestión nos referimos a un problema que se suceden en el estómago y que ocurre en cuanto la secreción de los jugos digestivos no transita de la forma correcta. A no ser que haya cualquier otro problema, esto suele producirse debido a que consumimos alimentos que tienen una gran cantidad de grasas, que son picantes o que hemos comido mucho.

En el caso de que estés experimentando este problema no te dejes llevar por el pánico, utiliza estos pequeños remedios caseros y veras como vences a la indigestión en un tiempo récord.

indigestión

Remedios y productos especiales para tratar de indigestión

Canela: La canela es una gran aliada en este problema. Para poder aprovecharnos de sus beneficios se recomienda prepararnos una taza de té con canela. Con tan sólo una media cucharadita debería de bastar. Además, asegúrate de tomarte el té mientras todavía esté caliente.

Te de hierbas: Existen toda una gran cantidad de tés de hierbas que te pueden ayudar a tratar la indigestión. Aquí te dejamos la libertad de que escojas aquel que más te guste. La más recomendada es la hierba menta ya que tiene un poder de alivio casi inmediato. Además, la manzanilla o la hierbabuena también pueden ayudarte con tu problema.

Naranja: En realidad, existen muchas frutas que pueden vencer a la indigestión, pero la naranja es la que mejor lo hace. En el caso de que ya tengamos una forma de indigestión, tomar una naranja o un zumo de naranja puede aliviarla. Sin embargo, en el caso de que sepamos te vamos a tomar una comida demasiado copiosa, podemos tomar un zumo de naranja para evitar tener problemas luego.

Bicarbonato de soda: Este remedio es bastante conocido pero muy efectivo. El objetivo va ser controlar los niveles de acidez estomacal y esto se puede hacer perfectamente con bicarbonato de soda. Tan sólo tendremos que llenar un vaso de agua hasta la mitad agregar media cucharadita de bicarbonato de sodio. Nos lo tomamos y veremos cómo esto se encarga de equilibrar nuestros ácidos internos.

Cuatro remedios que nos ayudarán a sentirnos mucho mejor.