Mindfulness ¿En qué consiste?

Mindfulness o lo que también se conoce como atención consciente, es una forma de conseguir conocernos mejor a nosotros mismos. A través de esta novedosa práctica podemos aprender a ser más conscientes de cómo nos sentimos emocional y físicamente, como nos desenvolvemos normalmente en nuestra vida y la manera que tenemos de afrontar los acontecimientos que nos van sucediendo en cada momento.

En la sociedad occidental es muy común vivir rápidamente, sin apreciar los momentos, con exceso de estímulos, mucho ruido y estrés. Sin embargo, en el mundo oriental lo que más se valora es la tranquilidad, el silencio, el pensamiento consciente y poder conocerse bien a uno mismo. El Mindfulness es una técnica que procede del budismo y que se ha venido practicando durante más de 2.500 años.

Mindfulness

La atención consciente o Mindfulness

En realidad, el ritmo de vida que llevamos en el día a día nos impide darnos cuenta de las cosas importantes que vivimos. Esto supone que apenas nos demos cuenta de qué es lo que estamos haciendo, ya que la mente y nuestros pensamientos están divagando mientras trabajamos, comemos, limpiamos, etc. La práctica del Mindfulness es una cualidad que nos permite pensar de forma consciente, ser más creativos, pragmáticos, tener iniciativa y ser más honestos con nosotros mismos porque se actúa con plena conciencia, lo que conlleva tener en cuenta las consecuencias de nuestras acciones.

Mediante la atención consciente podemos conseguir ser más sensibles a lo que experimentamos, es decir, disfrutar de aquello que nos gusta y evitar que las emociones negativas o que nos provocan dolor nos puedan perjudicar. De hecho, la práctica del Mindfulness se basa en descubrir y entender que cuanto más intentamos evitar el dolor y aferrarnos a lo que nos provoca placer, más sufrimiento nos creamos sin darnos cuenta. La idea sería aceptar la realidad tal y como es, con sus cosas buenas y sus cosas malas (es la actitud que nos llevaría a tener un mayor control de nuestra mente y de los pensamientos).

El Mindfulness consiste en vernos a nosotros mismos tal y como somos, sin máscaras ni disfraces, de forma consciente, percibiendo en cada momento las sensaciones, aceptándolas aunque sean difíciles o nos provoquen dolor, buscando siempre el lado positivo de las cosas, siendo objetivos y eligiendo lo que más nos conviene en cada situación. Es más que una técnica, un aprendizaje para enfrentar las situaciones de la vida, una forma de actuar y afrontar cualquier problema o dificultad que nos suponga un reto.

La atención consciente nos saca de los modelos mentales, creencias y hábitos que hemos ido aprendiendo desde que somos pequeños y repetimos por costumbre o desconocimiento, pero que en la mayoría de las ocasiones distorsionan nuestra realidad y no nos permiten darnos cuenta de cómo estamos viviendo, las relaciones que mantenemos con otras personas o porqué reaccionamos impulsivamente ante los problemas.

Son muchos los beneficios que proporciona practicar el Mindulness, entre otros destacamos el autoconocimiento, reducir el estrés y la depresión, aumentar la autoestima y conseguir un estado de relajación y calma interior.

Etiquetas: