Mascarillas naturales y caseras para tratar el cabello reseco

Enfrentarnos a un cabello reseco es uno de los problemas más habituales a los que nos podemos enfrentar ya que depende de muchos factores de los cuales podemos sufrir este problema.

Las visitas a las piscinas, el agua del mar, o incluso el uso en excesivo del secador de pelo puede ocasionarnos un daño en el cabello que, aunque podamos no tener esperanzas en reparar, siempre tendremos la posibilidad de hacerlo y sin gastarnos grandes cantidades de dinero en productos que no están al alcance de nuestro bolsillo, y además, sin la necesidad de pisar una peluquería.

Existen varias mascarillas naturales que podemos utilizar en nuestro cabello, pero aquí te mostramos las más habituales que puedes utilizar y que te pueden asegurar un éxito si las realizas de forma habitual.

cabello reseco

Mascarilla para pelo seco de aceite de oliva y huevo

Por excelencia se encuentra entre las mascarillas más usadas para recuperar el cabello que tanto anhelamos y que pudimos tener antaño. Para esta mascarilla únicamente necesitaremos dos huevos y dos cucharadas de aceite de oliva. Prepararemos una mezcla con estos ingredientes que aplicaremos en el cabello seco de mitad de la melena hacia las puntas. La dejaremos actuar unos 20 minutos y aclararemos el cabello, después únicamente lavaremos el pelo de la forma habitual.

Mascarilla para cabello reseco con plátano y miel

Únicamente necesitaremos tres cucharadas colmadas de miel y un plátano bien triturado, usaremos la mezcla en nuestro cabello durante unos 30 minutos y lavaremos a continuación de la forma habitual.

Estas mascarillas puedes aplicarlas una vez por semana para recuperar el brillo de tu cabello y poder lucir de nuevo un cabello sano sin la necesidad de gastar grandes cantidades de dinero.

Aunque es cierto que nos ayudarán a conseguir un pelo estupendo, se recomienda no abusar de su uso. Estamos hablando de unos productos que, utilizados en su justa medida, desplegarán el máximo potencial del cabello, pero, si nos excedemos, puede hacer que éste se reseque y que presente un aspecto muy antiestético.

Etiquetas:,