Aplicaciones de las células madre

Las células madre, tal y como su nombre indica, son las células que se encuentran en nuestro cuerpo y que tienen como función principal la creación de nuevas células. Por ejemplo, las células madre de nuestra piel tienen el objetivo de crear nuevas células cutáneas cuando las ya existentes se deterioran o se destruyen. Ocurre lo mismo con todas y cada una de las partes de nuestro cuerpo, por lo que se podría decir que nuestro cuerpo se compone de millones de células madre encargadas de generar células nuevas.

celulas madre

¿Cuáles son las aplicaciones de las células madre?

Resulta evidente pensar que cuando nuestro cuerpo tiene cualquier tipo de problema, las células son los primeros organismos que empiezan a sufrir las consecuencias. Cuando una célula no funciona como debería lo más lógico sería destruir esa célula y utilizar las células madre para crear nuevas células sanas. Es por este motivo por el que cada vez son más las aplicaciones de las células madre para curar enfermedades como las que vamos a describir brevemente a continuación.

Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad degenerativa que comienza con el mal funcionamiento de una célula neurotransmisora del cerebro. Si esta es reemplazada por una célula sana mediante las células madre, podríamos estar hablando de retrasar el desarrollo de la enfermedad mucho más tiempo.

Cáncer

Existen muchos estudios relativamente recientes que han demostrado que las células madre sirven como vehículo transmisor a los medicamentos encargados de tratar tumores aislados. Funcionan de tal manera que, primero son incubadas y programadas para que realicen determinadas funciones en las zonas afectadas. Su objetivo es eliminar de manera directa las células afectadas por el cáncer.

Quemaduras

El tratamiento de las quemaduras es otro de los puntos fuertes importantes de las células madre. Cuando un individuo sufre quemaduras en partes muy extensas de su piel, la curación de manera natural se hace complicada. Con la aparición de las células madre lo que se pretende es volver a regenerar aquellos tejidos que se han perdido tras una quemadura grave, ya que en ocasiones las zonas afectadas pueden llegar a perder el sentido del tacto.

Cardiopatías

El corazón, exactamente igual que ocurre con el resto de órganos de nuestro organismo, también está expuesto a la destrucción y creación de células de manera continua. El problema surge cuando las células nuevas que se van creando no cumplen las funciones que deberían y provocan enfermedades del corazón. Desde hace ya varios años y en la actualidad se están investigando y llevando a cabo técnicas que tienen como objetivo la creación de nuevas células del corazón sanas para tratar diversos tipos de enfermedades. Es más, ya existe la posibilidad de que aquellos pacientes con riesgo potencial o antecedentes familiares de infarto se extraigan sus propias células madre para utilizarlas en el hipotético caso de que hagan falta en el futuro sin llegar a otros tratamientos más extremos como por ejemplo el trasplante, donde ya sería evidente el daño que tienen las células es irreparable.

Estas son sólo algunas de las aplicaciones de las células madre, pero existen muchas otras de las que también podemos beneficiarnos. Todo ello depende de lo que cada país decida invertir en investigación y desarrollo de estas técnicas.