5 cosas qué no deberías meter nunca en el microondas

Los microondas utilizan energía electromagnética (similar a ondas de radio) ajustado a una frecuencia específica con el fin de agitar las moléculas de agua en los alimentos. A medida que estas moléculas se van agitando, comienzan a vibrar de forma atómica y, finalmente, generan calor. Los niveles crecientes de agitación que produce el aparato hace que se pueda calentar la comida tan rápido y por qué lo hace desde dentro hacia afuera.

Suena bastante bien hasta ahora, ¿verdad? El problema comienza en el nivel más básico.La fricción que calienta la comida también causa daños sustanciales a las moléculas circundantes y es por este motivo que algunas cosas no pueden introducirse en este aparato eléctrico ya que pueden dar lugar a fenómenos un tanto extraños. ¿Quieres descubrir que cosas son las que no pueden introducirse en el microondas? Pincha en el siguiente vídeo.

Cosas que no deberías meter en el microondas